De la Investigación a la Prueba. INVESTIGAMAS DETECTIVES.

Publicado: Lunes, 02 Mayo 2016

 

Son innumerables las "anécdotas" que cualquier investigador privado podría relatar y las situaciones a tener en cuenta. Los detectives privados a través de la experiencia y conocimientos adquiridos con el paso del tiempo, somos conocedores de las mismas, pero existe la probabilidad de lo improbable y es entonces cuando la técnica unida a la reacción inmediata y destreza propia, hace que se quede y válgame la redundancia en una mera "anecdota"

De la investigación a la prueba el detective privado se encuentra con días de sol, de frío... Si alguien piensa que eso no tiene importancia se lo puede preguntar a las baterías de del material que utilizamos para la recogida de la prueba. Largas esperas en días soleados y de lluvia, de esto hablan los cristales de nuestros vehículos cuando tratan de borrar de la vista nuestro objetivo empañándose al completo así como la diferencia entre la noche y el día a la hora de recoger una prueba videográfica. 

Claro está que todo tiene sus ventajas e inconvenientes, pero si por algo se caracteriza el detective privado, es por una alta capacidad de observación, intuición, mimetizaje e improvisación ante los imprevistos. 

Para ello el detective privado antes de llevar a cabo una investigación realiza una planificación previa con todos los pros y contras que puedan surgir durante el operativo, desde consultar el clima, iluminación de la zona, tránsito a pié y rodado, nivel de exposición, adaptabilidad al medio etc. Son detalles que hacen que se minimice al máximo la improvisación y desarrollemos el operativo de investigación de una forma metódica según el planteamiento inicial establecido.

Los pasos que sigue un detective privado a la hora de desarrollar una investigación son minuciosos, cualquier mínimo detalle nos puede llevar a la obtención de la prueba. No es lo mismo observar a un fumador que a una persona que no fuma, la probabilidad de que esta última pueda salir con más frecuencia a espacios abiertos es inferior, así como el medio de transporte en el que se pueda desplazar nuestro objetivo, los lugares que pueda frecuentar o el número de personas de quien pueda acompañarse. Son detalles mínimos pero que tenidos en cuenta harán que el camino de la investigación a la prueba pueda ser mucho más corto.

La profesión del detective privado no acaba con los estudios universitarios exigidos para el desarrollo de la misma. Los avances tecnológicos, el cambio constante y reformas de la normativa y leyes vigentes, la adaptabilidad a nuevos campos de actuación y estrategias  etc, requieren una formación continua.

Si necesita realizar una investigación en búsqueda de pruebas para aportar ante los Juzgados, confirmar o descartar sospechas sobre hechos que pudieran estar sucediendo... El detective privado debidamente habilitado, es el único profesional reconocido en nuestro país el ejercicio de la investigación privada. Ratificamos nuestros informes ante los Juzgados y Tribunales de Justicia. 

www.investigamas.es