Detective cliente. Relación personal y profesional.

Publicado: Jueves, 19 Marzo 2015

Al inicio de una investigación, el detective privado siempre se pregunta. ¿Como será el cliente?, ¿que clase de información nos puede aportar? ¿cuales serán sus espectacivas y objetivos?. Si la respuesta a lo anterior es positiva, el binomio detective/cliente será perfecto para resolver la ecuación planteada.

A la hora de la entrevista inicial con el cliente, el detective privado debe hacerle saber,que aunque  no es de un detective, sí será parte activa en la investigación con la consecuente ayuda a la hora de resolver la misma.

Todos los datos aportados, fechas, horas, características, sospechas, hipótesis etc. serán tenidas muy en cuenta a la hora de realizar la planificación y afrontar con éxito la investigación operativa. Muchos de ellos, saben concreta y correctamente lo que desean descubrir o las pruebas que necesitan para ser aportadas ante los Tribunales de Justicia. Muchos otros llegan a contactar con el detective privado sin saber exactamente lo que pueden necesitar en lo que a valor probatorio y de suficiente peso se refiere para ser presentado ante el Juzgado pertinente.

A lo largo de nuestro camino profesional, son muchas las ocasiones en las que el detective tiene que llegar a explicarle al cliente en que consistiría el procedimiento judicial que intenta iniciar, al no haber tenido éste, contacto alguno con personal cualificado que le haya podido asesorar legalmente.

Explicándole al cliente en que consiste realmente nuestra labor profesional, y evidentemente y por ser lo que corresponde, aconsejándole se ponga en contacto con un abogado, iniciamos nuestra labor y por tanto nuestra primera toma de contacto con la parte contratante y con lo que será el inicio del  posterior proceso de investigación.

El detective en su primera toma de contacto por teléfono con el futuro y posible cliente, y  durante los primeros minutos de conversación, se convierte todo en oídos, no sabe de donde le llaman, puede ser desde Ávila, León, Vigo, Coruña... también desconoce la objetividad con la que él mismo puede relatarnos los hechos, sin estar condicionado por los sucesos que acontecen. Tampoco es conocedor de su estado psicológico y emocional, comprobando desafortunadamente como a menudo se encuentra muy deteriorado.

El detective privado, más allá de lo que el cliente piense, imagine o sospeche; actuará con la objetividad propia de un profesional de la investigación, al mismo tiempo que aconsejará a la parte interesada de los pasos a seguir para un buen desarrollo de misma.

Está demostrado que en muchas ocasiones los pasos que el cliente desea llevar a cabo no son los correctos y  las estrategias para conseguir la prueba o confirmar una sospecha no son las adecuadas.  En la mayoría de las ocasiones además de no ser las las propias y adecuadas, rayan la ilegalidad, por lo que el detective actuará con los conocimientos propios de su profesión y utilizará los medios oportunos y legítimos para resolver la investigación. Es por ello que como experto y profesional en la materia, explicará al cliente como alcanzar los objetivos deseados de forma lícita, adecuada y con el pleno respeto a la legalidad vigente.

 Investigamas Detectives Privados.