Detectives en España, los mejores formados

A diferencia de otros países de la Unión Europea, el detective privado en España y para el ejercicio de su profesión debe poseer amplios y diversos conocimientos.

Los estudios de detective privado, se realizan durante tres años consecutivos en diferentes universidades repartidas a lo largo de la geografía española.

 

El futuro detective tendrá que adquirir conocimientos multidisciplinares en las diversas asignaturas que se imparten durante los tres años. Cabe destacar entre una de las materias el Derecho, donde cursara estudio de distintas materias como Derecho Civil, Derecho Mercantil, Derecho Penal, Derecho Procesal (Penal y civil)...

Evidentemente el detective tiene que conocer y contemplar todo el ámbito legal a la hora de realizar una investigación, ya que está siempre se hace por parte de estos profesionales con el máximo respeto a los Derechos fundamentales de las personas y a las leyes vigentes en el ordenamiento jurídico.

La Psicología también forma parte del programa de estudios que los detectives realizan, así como los estudios de la asignatura de Policía científica o Lofoscopia, donde el futuro detective aprende a formular y subformular las huellas dactilares así como a identificarlas mediante puntos característicos. 

Técnicas y Practicas de Investigación se añaden al anterior grupo que va completando el puzzle de esta carrera tan desconocida para muchos.

Otra asignatura de características singulares en Analítica, en ella se adquieren conocimientos de biología, esto le servirá al detective a la hora de recogida de muestra que pretenda posteriormente identificar. Completando poco a poco el círculo, se van añadiendo más asignaturas como Imagen y sonido, o Criminología donde el futuro detective adquiere una formación en relación a esta ciencia multidisciplinar que estudia el delincuente, la víctima y el delito.

Victimología y Documentoscopia se adhieren a este plan de formación del que el futuro detective estará preparado para afrontar las situaciones más inesperadas.

Una vez finalizados los estudios correspondientes, el detective privado previo a numerosos requisitos como son los de carecer de antecedentes penales y policiales o no haber sido condenado en los 2 últimos años en materia de seguridad (dependiendo de la infracción), procederá a su habilitación como detective privado, siéndole expedida la Licencia del Ministerio del Interior correspondiente para el ejercicio de su profesión.

Aunque la profesión del detective privado es muy sacrificada, los que actualmente la ejercemos somos conscientes del aporte de la misma a la sociedad actual. Nos da la oportunidad de poder resolver muchos casos de una importancia sumamente relevante para quien demanda nuestros servicios, como cuando se trata de la custodia de menores, el acoso laboral, localización de personas... Siendo algo que nos llena como profesionales y hace que en lo personal seamos conscientes de nuestra labor hacia el conjunto de la sociedad.

Trasladar desde este post el mejor de los deseos y el mayor de los ánimos a quienes cursan estudios en la materia a través de Universidades como la de Salamanca, UNED en Madrid, Alicante... y quieren hacer de esta profesión su medio de trabajo.